Pollitos en fuga: tabla de 35 ilustres renunciados a la Democracia Cristiana

Claudio Fuentes, Las Últimas Noticias

A la Democracia Cristiana se le va la gente del estadio. Como le pasa a los hombres maduros con sus cabelleras, el partido de la Falange observa con resignación cómo disminuye la lista de sus militantes. Soledad Alvear es la más reciente de las figuras emblemáticas que han renunciado a la tienda, y que se suma a la salida voluntaria de 31 militantes en enero pasado encabezados por la ex ministra Mariana Aylwin, más otras dimisiones graneadas en 2017.

“Si uno cierra los ojos y piensa en un democratacristiano, inmediatamente piensa en Soledad Alvear, es como que se vaya el león de la Metro Goldwyn Mayer, se va la identidad. Ella es una especie de símbolo del partido”, ejemplifica el analista político y ex secom Carlos Correa.

El ex diputado Fuad Chahín aspira a ganar las elecciones internas de la DC el próximo 27 de mayo, resiente la salida de la emblemática Alvear, y posiblemente la de su esposo, Gutenberg Martínez, pero dice que “los partidos son asociaciones voluntarias y nadie puede estar a la fuerza”.

Pese a las fugas, el diputado Matías Walker, quien entregó su apoyo a Chahín, es optimista sobre el futuro de la DC: “Vea lo que pasó con RN, hace cuatro años salieron cuatro parlamentarios y hoy día es el partido más votado, eligió Presidente de entre sus filas, estos procesos son muy dinámicos”.

Con tanto cambio, ¿qué pasará con los “Príncipes”, los “Chascones” y los “Colorines”? Walker, quien era considerado del primer grupo, dice que “esas categorías son caricaturas que quedaron superadas en el tiempo”.

El analista político de la UDP Claudio Fuentes observa que los que se han ido tienen poder, pero no cuentan con cargos de representación popular: “Es un poder que hace mucho ruido, pero no expresan necesariamente a los militantes de base que votan por los parlamentarios”.

Carlos Correa coincide: “De los parlamentarios no se ha ido ninguno. Los votos de la DC valen mucho en la oposición, pueden ser bisagra y una fuerza importante en el Congreso”.

“Algo hicimos mal”

La tarde de este lunes se reunió el consejo de la DC, tras lo cual su presidenta, Myriam Verdugo, hizo un mea culpa: “Lamentamos todas y cada una de las renuncias, por supuesto Soledad Alvear, Gutenberg Martínez si llegara a renunciar (…) lamentamos esas salidas como la de todos los militantes que se han ido. Éramos 110 mil militantes y hoy somos 31 mil, algo hicimos mal, algo sucedió que no fuimos capaces de atender, tenemos que tratar de recuperar el favor popular”.

Leer en LUN