¿Le conviene a Guillier afirmar que no es político? Analistas advierten los costos que le traería

Fernando García Naddaf, La Tercera

Ayer, el candidato proclamado por el PR, PS y PC afirmó que no es su tarea ordenar a los partidos, marcando una vez su distancia con los partidos de la Nueva Mayoría.

” No soy político”. “No es mi tarea ordenar a los partidos”. Dos frases del candidato presidencial Alejandro Guillier que dan cuenta del perfil público que ha cultivado desde su ingreso a la política, pese a que ha dejado en claro que tiene un “domicilio político”.

Anoche, el senador fue el invitado del programa “El Sillón de Pedro de TVN”, donde reforzó sus dichos. Pero su afirmación de ser independiente de los partidos -fuertemente cuestionados por la encuestas- ¿es una ventaja o una debilidad?

El académico de la Escuela de Ciencia Política U. Diego Portales, Fernando García Naddaf, dijo a Emol que Guillier “no tiene por ninguna parte decir que no es político, es independiente, pero eso no lo hace menos político. Está metido en el corazón mismo de la toma de la decisión colectiva”.

A juicio del cientista político, el senador debe alinear a las colectividades y que éstas se ajusten a él. “Ya fue una mala experiencia lo de Michelle Bachelet, la falta de coordinación política de La Moneda con el Congreso se empezó a ver a los pocos meses de este gobierno”, recordó.

“Buena parte de los proyectos de este gobierno que han sido criticados, como las reformas de educación y tributaria. Esto se puede explicar por la falta de liderazgo de La Moneda. Ahora se necesita un liderazgo, a alguien que sea capaz de alinear a las fuerza políticas. En consecuencia, ésta (la postura de Guillier) no es una buena señal”, expresó.

García Naddaf dijo que el proyecto sobre gobernadores regionales, una de las banderas del regionalismo que levanta el senador por Antofagasta, “es una prueba de fuego” para él. Lo mismo ocurrirá con la recolección de firmas, pues “tiene que demostrar liderazgo”

Por su parte, el académico de la U. de Talca Mauricio Morales dijo que el hecho de que hoy esté distanciándose de los partidos marca una cierta discontinuidad respecto a lo que él planteó cuando buscó un cupo por el Senado. “En ese momento él se aferró al partido Radical”, dijo.

Y advirtió que “hoy el hecho de ser independiente no es un gran atributo para los candidatos presidenciales, porque hoy lo que el elector demanda son equipos de trabajo que puedan sacar adelante el país. En consecuencia, los dichos de Guillier no son muy afortunados desde el punto de vista estratégico”.

Agrega que “el hecho de decir que no es político, pero sí pertenecer a una coalición política, no lo obliga a ordenar partidos, es una frase que lleva a una gran confusión, porque además se está cuestionando él mismo su propio liderazgo”.

Morales también puso como ejemplo el proyecto de gobernadores regionales, como una prueba de su hasta donde liderazgo.

“Si Guillier no logra imponerse frente a una reforma tan importante ni que los partidos políticos que lo respaldan tomen idéntico camino, entonces esa va a ser una nueva señal de desorden para los electores”, aseguró.

Finalmente el cientista político indicó a este medio que “si uno mira el panorama actual, se da cuenta de que Piñera tiene un equipo de trabajo, tiene un comando, donde ya está el gabinete. En el caso del legislador eso no sucede y está muy lejos de suceder”.

“Él ha manifestado dudas respecto a su cercanía con los partidos políticos. Por lo tanto, será también difícil dibujar el futuro gabinete de Guillier si pensamos en un distanciamiento tan brutal entre el candidato y los partidos políticos que lo respaldan”, concluyó.

Ver en Emol