El flanco de Lagos

Mauricio Morales, La Tercera

Ayer, el ex Presidente Ricardo Lagos regresó a Chile luego de una breve gira por Guatemala. Pese a que durante los últimos años su agenda internacional ha sido mucho más activa que la local, por estos días esta situación ha cambiado completamente.

Desde hace casi un mes, el ex Mandatario ha sostenido una serie de reuniones en su fundación, Democracia y Desarrollo, ubicada en Providencia.

Dentro de los múltiples grupos que han pasado por su oficina, Lagos ha puesto particular atención en uno: los jóvenes.

De acuerdo a sondeos preliminares a los que ha tenido acceso su equipo, las cifras de conocimiento y aprobación del ex Presidente en los rangos etarios que van de los 18 a 24 años es bajo. Caso similar es lo que obtiene frente al electorado de entre los 25 y 35 años.

Es con este escenario en mano que el equipo más cercano al ex Presidente ha organizado una serie de encuentros con jóvenes con militancia o cercanía con la Nueva Mayoría, así como también independientes. Algunos de ellos trabajan en el gobierno, mientras que otros son parte de fundaciones, ONGs y think tanks.

Una de las últimas reuniones de este tipo se realizó el lunes 18 de julio a las 18.00, y participaron cerca de 20 personas. Encuentros como ese se van a repetir en las próximas semanas.

En la cita participó Eduardo Jara, ex colaborador del primer gobierno del ex Presidente y quien lo ha ayudado en la organización.

Al llegar a la reunión, Lagos les pidió a todos que se presentaran, y les dijo que su intención era escucharlos más que hablarles, asegurando que su mayor interés estaba en que ellos expusieran sus ideas respecto de lo que necesita Chile para los próximos 20 años.

Junto a esto, Lagos les pidió que leyeran un documento que escribió en 2011, titulado “Chile 2030: Siete desafíos estratégicos y un imperativo de equidad”, en el que hace un análisis respecto de los desafíos de largo plazo para el país.

En la cita, que se extendió por casi dos horas, el ex Presidente realizó un crudo diagnóstico de la situación actual, tal como lo hizo en una entrevista en La Tercera,  en la que aseguró que nuestro país atraviesa por su peor crisis política e institucional. En esta línea, Lagos incluso les planteó que lograr la estabilidad en el país representaba hoy un desafío igual de importante que la recuperación de la democracia.

Desde el PPD reconocen que la falta de sintonía del ex Mandatario con los jóvenes puede representar un problema a la hora de las definiciones presidenciales. Sin embargo, aseguran que es algo “absolutamente remontable”.

“Se ha construido una distancia artificial entre Lagos y las nuevas generaciones”, asegura el presidente de la juventud PPD, Farid Seleme, quien agrega: “El Presidente está reuniéndose con distintos grupos de jóvenes, y lo que hay que hacer es realizar propuestas más audaces, como por ejemplo la despenalización del consumo de marihuana”.

Esto es compartido por la cientista política Gloria de la Fuente, quien plantea: “La posibilidad de llegar a los jóvenes está muy ligada a que la propuesta sea más innovadora. Su desafío es que más allá de las reformas estructurales, debe definir como él se va a apropiar del discurso de la necesidad de cambio en la sociedad chilena”.

Sin embargo, el experto electoral de la UDP Mauricio Morales hace un crítico diagnóstico de la situación de Lagos y el votante joven, señalando que su baja aprobación en estos rangos etarios es irremontable. “No hay ninguna posibilidad de que Lagos pueda conquistar a los segmentos jóvenes, y menos a los segmentos jóvenes de estrato popular. No hay un buen recuerdo de él ahí. Son los jóvenes que se mueven en Transantiago y están endeudados con el CAE”, comenta.

Despliegue municipal 

Pese a que el ex Mandatario aún no conforma un grupo específico de trabajo, se mantiene en contacto con el ex ministro Jorge Burgos, con el presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche, y con los senadores PS Carlos Montes y Rabindranath Quinteros; los DC Jorge Pizarro y Andrés Zaldívar; y el PPD Felipe Harboe.

La próxima semana, el ex Presidente retomará las sesiones de fotos con candidatos de la Nueva Mayoría. A la fecha, Lagos ya se ha fotografiado con cerca de 60 aspirantes. La mayor preocupación de su equipo ha estado en asegurar que sus apoyos sean iguales en todos los partidos de la coalición, sin beneficiar a unos por sobre otros.

Pese a que declinó la solicitud de realizar giras por el país, el ex Presidente sí tiene contemplado realizar visitas específicas a algunos candidatos, particularmente con quienes tiene mayor cercanía. Desde su entorno dicen que estos podrían ser figuras como Carolina Tohá (PPD) en Santiago, Álvaro Ortiz (DC) en Concepción y Carlos Cuadrado (PS) en Huechuraba. Su idea es aprovechar estas salidas a terreno para hacer encuentros territoriales con mayor contenido, como abordar, por ejemplo, el cambio a la Constitución.

Ver nota en La Tercera