El avance de las figuras mediáticas hacia el Congreso

La Tercera, Fernando García Naddaf

Los principales atributos que el electorado chileno espera de un político son que sepa escuchar y sentir. ¿Quiénes reúnen esas cualidades? Personas vinculadas con los medios de comunicación, como Farkas, Pablo Aguilera o Don Francisco, según un estudio de la Escuela de Ciencia Política U. Diego Portales, Núcleo Milenio Desafíos a la Representación y Consultora Subjetiva, que indagó sobre las razones por las cuales los chilenos no votan.

Y la elección del domingo reafirmó la idea. Cada vez más nombres ajenos a la política se abren paso en ella. Prueba de ello es que de las 13 figuras mediáticas que se presentaron como candidatos a diputados, ocho triunfaron.

Entre estos están Carolina Marzán (“Paolita” de la serie Los Venegas), del Partido por la Democracia, que compitió en el Distrito 6 en Valparaíso; la periodista Pamela Jiles (Partido Humanista) y el vocalista de Sol y Lluvia, Amaro Labra (Partido Comunista, Distrito 12), entre otros.
Ellos son parte de un proceso de mediatización de la política que viene de los años 50, explica Fernando García, académico de la Escuela de Ciencia Política de la U. Diego Portales.

La política se estructura en los medios, dice García, y algunos candidatos han construido una imagen y credibilidad muy fuerte, gracias a ser parte de ellos, “dos variables importantes para generar confianza”, aclara.

En cambio, señala, se desconoce si los “otros candidatos” son confiables o inteligentes, pues “alguien que se ve por televisión es más fácil juzgarlo”.

Es cierto que se ha producido una caída con la representación partidaria, “pero se eligen candidatos vinculados a referentes políticos, no se podría hablar de una crítica del electorado hacia los partidos políticos, porque son candidatos que fueron respaldados por ellos”, sostiene Octavio Avendaño, sociólogo y cientista político de la U. Alberto Hurtado.

Y aunque muchos de ellos no podrían catalogarse como “políticos”, algunos sí han estado vinculados a la política. Es el caso, indica Avendaño, de Raúl Alarcón (Florcita Motuda) quien salió elegido como representante del Partido Humanista en el Maule (Distrito 17), “miembro del partido desde los 80, no es que haya aparecido recientemente en política, el mismo caso de Pamela Jiles”, sostiene Avendaño.

“Ellos sabían que cuando estaban en televisión estaban haciendo carrera política, lo mismo Florcita Motuda, que hace muchos años estaba abiertamente en el Partido Humanista, y lo logran porque tienen un nivel de visibilidad mucho mayor”, coincide García.

Los mismos candidatos presidenciales Beatriz Sánchez y Alejandro Guillier partieron en espacios mediáticos. Mucha gente del espectáculo terminan siendo muy buenos políticos y se validan mucho más en lo político, concluye García.

Leer nota en La Tercera