Académica analizó los desafíos de los movimientos sociales y cómo pueden movilizar a la gente

Hahrie Han, académica de Ciencia Política y Política Ambiental en la Universidad de California (Estados Unidos) fue invitada por la Escuela de Ciencia Política UDP junto con el Proyecto Conicyt REDI170101 y el Instituto Milenio Fundamentos de los Datos.

“La transformación está en el núcleo de las personas”, dice de entrada Hahrie Han, académica de Ciencia Política y Política Ambiental en la Universidad de California (Estados Unidos), quien vino invitada por la Escuela de Ciencia Política UDP -junto con el Proyecto Conicyt REDI170101 y el Instituto Milenio Fundamentos de los Datos- a dictar la charla “People, Power and Change: Grassroots Activism, Political Organizations, and Advocacy”.

La profesora Han se ha dedicado a investigar movimientos sociales y cómo estos funcionan. “Los movimientos son una forma distintiva para lograr los cambios sociales, debido a que son diferentes a una compañía que te intenta vender algo, porque los movimientos funcionan, desde su esencia, transformando lo que la gente cree que es posible”, comenta.

El problema en la actualidad, plantea, es que hay una disociación entre los intereses de la ciudadanía y de los gobernantes, que se expresa en una diferencia entre la motivación que tienen ciertas personas y la autoridad que poseen para hacer cambios en temas como inequidad salarial o cambio climático.

Así, para la académica, el desafío de estos grupos es “cuando existe un problema de poder, los movimientos sociales reutilizan los recursos que la gente tiene para alinear a la autoridad a esos intereses”.

En una segunda parte, la profesora Han comentó las formas de cómo organizar a la gente para lograr ese objetivo. Para eso, ella ha investigado que hay dos formas de motivar a las personas a participar y empoderarse: mediante el transactional mobilizing y el transformational organizing.

“Organizaciones que analizamos que son más efectivas en el tiempo, no realizaban solo mobilizing o organizing, sino que ambas. Esto es porque el primero te da aliento y el segundo, profundidad. Un error que movimientos comúnmente cometen es que se enfocan solo en mobilizing y no en organizing. Es la combinación de ambas que hacen a los movimientos realmente efectivos”, dijo.

Al final, la académica tuvo palabras para el movimiento medioambiental contra el cambio climático que ha surgido en el mundo. “Se han enfocado a entregar información a la gente sobre este tema, en especial en un mundo de desinformación”, dice Han y agrega que se ve muchos movimientos locales fuertes, pero que no están conectados entre ellos o no han logrado sostenerse en el tiempo.

“El desafío está en poder crear una estructura que logre crear un compromiso sustentable. Ese es el debate que se está generando en EE.UU., pero quiere toda una estructura, liderazgos y capacidades que se están definiendo. Eso si, está todo para lograrlo: se está comenzado a ver jóvenes en todo el mundo que están realizando este trabajo”, concluye.

Ver conferencia completa: