Rodrigo Cordero, académico de la Escuela de Sociología, publica libro sobre crisis sociales

rodrigo-cordero2Tras un largo trabajo salió a la venta el libro Crisis and Critique: On the Fragile Foundations of Social Lifeinvestigación realizada por el académico de la Escuela de Sociología, Rodrigo Cordero.

El libro fue publicado por Routledge (New York/London) y será presentado en la próxima conferencia de la Social Theory Network – European Sociological Association a realizarse entre el 28 y 29 agosto en Barcelona. Además, será discutido en un panel de la próxima feria del libro en Santiago.

Durante el último tiempo el trabajo de investigación de Cordero se ha concentrado en teorizar la “fragilidad” como condición fundante de la vida social, así como comprender su manifestación en momentos de discontinuidad y ruptura en los cuales lo social en sí mismo se pone en cuestión.

Un aspecto central que cruza este libro es la idea de que una sociedad sin momentos de ruptura es una peligrosa abstracción. No sólo porque ella se consolida como una realidad incontestable y resistente a la crítica, sino que limita nuestra comprensión de cómo en tales procesos se movilizan, producen y transforman nuestras propias concepciones acerca de la sociedad.

¿Qué temáticas sustentan el libro?

Este libro es el resultado de un proyecto de largo aliento que comenzó más o menos hace ocho años atrás cuando estaba haciendo mi tesis doctoral. Originalmente era un estudio acerca de los usos de la ley como mecanismo para lidiar y resolver crisis sociales y políticas en Latinoamérica. A poco andar me dí cuenta de lo problemático que resultaba la aproximación misma al fenómeno de la crisis. Me pareció relevante problematizar la manera en cómo las Ciencias Sociales y particularmente la sociología, ha venido pensando acerca del fenómeno de la crisis. Me metí en la tarea de hacer una reflexión, una construcción histórica, pero al mismo tiempo una crítica al modo en cómo la sociología ha comprendido este fenómeno.

¿Cómo fue el proceso de escritura en estos ocho años?

Fue un proceso largo porque el libro empezó como una tesis doctoral. Algo del material que está en el libro originalmente lo comencé a trabajar en ella, pero parte importante es resultado de un proyecto Fondecyt Iniciación que comencé el año 2013 y terminé el 2015. Este estaba orientado a comprender los momentos de ruptura en la vida social. También se ha beneficiado de mi participación en un centro de investigación llamado Núcleo Milenio Modelos de Crisis. El libro recoge el trabajo y lo hace converger desde estas tres fuentes.

¿Qué conclusiones genera este libro?

El libro intenta comprender el carácter esencialmente frágil de la vida social. Es un esfuerzo por entender que esta fragilidad está cuando uno asume la constitución relacional de nuestras formas de vida. En ese sentido, este trabajo lo que intenta estudiar es no sólo el modo a través del cual esa condición se manifiesta, se hace explícita y se problematiza en situaciones de crisis, sino también cómo la propia sociedad lidia con las paradojas y contradicciones que se manifiestan. El libro trata de ofrecer un argumento para comprender la conexión interna que existe entre la experiencia de la crisis y la práctica de la crítica social en las sociedades modernas en general y me interesa teorizar las distintas maneras en que la experiencia de la crisis se vincula con la práctica de la crítica. En ese contexto, lo que hago es explorar a través de las obras de algunos teóricos que me parecen relevantes. También una de las preguntas emergentes que salen de este libro y que comienzan a ser la base para un nuevo proyecto que estoy comenzando a trabajar, es el desarrollo de una perspectiva teórica.

¿Cuál es el aporte más relevante a la investigación?

Una de las cosas más importantes que muestra el libro es la persistencia del fenómeno de la crisis en las sociedades modernas como una característica estructural. También es una manera de cómo la sociedad, sus actores e instituciones emplean la semántica de la crisis para describir problemas funcionales o normativos con los que se confrontan. El libro es una suerte de contribución a la discusión en la teoría social, sociológica, que intenta ofrecer una nueva aproximación para comprender la centralidad que tiene el fenómeno de la crisis en las sociedades contemporáneas, no solo de la gente que hace teoría, sino además cómo interactúan los actores y movimientos sociales en situaciones de crítica que nos demuestran que el mundo social no está libre de cuestionamientos.

Más información sobre el libro, aquí