NUMIES realizó conferencia sobre consumo sustentable con Elizabeth Shove

Shove3_webElizabeth Shove, referente mundial en consumo sustentable, sociología del consumo, visitó la Universidad Diego Portales en el contexto de la Conferencia del Núcleo Milenio Energía y Sociedad “Consumo sostenible y teoría de las prácticas: un nuevo paradigma”, realizado en la Biblioteca Nicanor Parra de la UDP.

La profesora Shove es directora del Centro Dynamics of Energy, Mobility and Demand. Sus trabajos y teorías sobre consumo sustentable han sido ampliamente leídos, estudiados y utilizados en todo el mundo facilitando el desarrollo de nuevas políticas públicas en relación al uso eficiente de energía y recursos naturales.
El foco de su trabajo ha consistido en desarrollar un pensamiento desde las ciencias sociales formas de abordar originalmente los desafíos del cambio climático y la crisis del medioambiente, el cual es probablemente el desafío más relevante de la humanidad para los próximos años. En su presentación propone un marco novedoso para comprender cómo se usa la energía y cómo transitar hacia patrones de menor uso.

La profesora Shove estudia el uso de energía en relación al desarrollo de prácticas sociales y no como el resultado de decisiones individuales de consumo. El consumo de energía no tiene que ver con elecciones, sino con el desarrollo de rutinas cotidianas como ducharse, comprar o ir a trabajar. Por lo tanto, propone centrarse en entender la dinámica de las distintas prácticas y el papel que juega la tecnología en ellas. Las prácticas en cuanto tal, existen antes de las personas y tienen historia (por ejemplo la historia del manejar, la práctica de comer), tienen reglas y cambian con el tiempo. La pregunta es ¿cómo hacer que cambien hacia una reducción en el uso de energía?

Shove2_webPara cambiar nuestros patrones de consumo debemos cambiar por lo tanto las prácticas que desarrollamos y cambiar la forma en que entendemos lo que es una forma “normal” de realizar ciertas prácticas. Esta cierta normalidad de las prácticas, algo que damos por descontado debiera ser un tema de investigación para la sociología. Por ejemplo, ¿cómo ciertas prácticas asumen ciertos niveles de confort, limpieza y conveniencia?

En la Conferencia presentó sobre el aire acondicionado y la climatización. Por ejemplo, los 21 grados de climatización que se dan como estándar para trabajar en realidad son el resultado de un proceso de estandarización que asume la temperatura necesaria para un hombre de traje. Define por lo tanto lo que es una vestimenta y uso laboral “adecuada” y apropiada” a la vez que vuelve invisible otras posibilidades o rangos de calor para trabajar (por ejemplo con menos ropa o el valor del frio –antiguamente se pensaba que trabajar con “aire fresco era bueno para la salud). En este contexto, entendiendo esta práctica, el presidente de Japón pidió a los japoneses ir a trabajar sin corbata lo cual tuvo un beneficio inmenso para el medioambiente por cuanto permitió bajar el gasto en aire acondicionado.

Con ejemplos como este, Shove muestra cómo las ciencias sociales pueden aportar al cambio climático ayudando a comprender la dinámica de las prácticas y no solo trabajando con el objetivo de cambiar la mentalidad de las personas.