Inmigrantes tienen mayor riesgo de sufrir trastornos psicóticos

Cristián Doña, El Mercurio de Valparaíso

Las personas pertenecientes a minorías étnicas que deciden emigrar a otros países tienen un riesgo cinco veces mayor de padecer trastornos relacionados a la psicosis que la población nativa, según investigadores que participaron en un estudio liderado por James Kirkbride, un epidemiólogo psiquiátrico del University College de Londres. Según Kirkbridey, las cifras obtenidas eran impactantes.

La investigación

El propósito de la investigación fue revelar la tendencia actual que se mantiene tanto en zonas urbanas como rurales, analizando a la primera generación de migrantes que llegan a un país desconocido durante su adultez o infancia. Concluyó que corren un mayor riesgo de desarrollar este tipo de patologías mentales.

El equipo investigativo afirmó que una serie de factores podrían estar en juego, los que afectarían su salud mental, incluyendo situaciones como las tensiones que experimentan los extranjeros durante el proceso de migración, la discriminación que sufren regularmente y cuestiones relacionadas con el aislamiento y la poca integración a la sociedad.

“Si este fuera cualquier otro desorden, estaríamos horrorizados, e incluso, estaríamos haciendo campaña desde una perspectiva de salud pública sobre cómo podríamos reducir este nivel de sufrimiento”, aseveró Kirkbride.

El brote psicótico

Esta enfermedad mental, catalogada como grave, “se caracteriza por que el paciente, en este caso concreto el migrante, sufre una alteración global de la personalidad, acompañada de un trastorno del sentido de la realidad. ¿Qué puede generar? Miedo, angustia u obsesión irracional, en especial la que se da en un colectivo de personas”, consignó a este medio María Francisca Decebal, psiquiatra de la Universidad de Chile.

Mientras que el riesgo de padecer psicosis es rara, las tasas registran cerca de 30 casos por cada 100 mil personas al año, acorde el epidemiólogo psiquiátrico. Además, recalca que se deben hacer mayores esfuerzos para ofrecer servicios a los migrantes que lo necesitan y medidas preventivas para reducir los riesgos. “En el clima actual, cuando las cuestiones relativas a la migración están a la vanguardia de la mente del público, las personas pertenecientes a minorías étnicas pueden enfrentar estrés adicional que podría contribuir a los problemas de salud mental”, agregó Kirkbride.

Aspectos sociológicos

Cristián Doña, académico de la Facultad de Sociología de la Universidad Diego Portales y especialista en inmigración, asegura que para los extranjeros la situación es difícil. “Es un proceso complejo. Ellos tienen que integrarse a otra comunidad, muchas veces enfrentar barreras del idioma, ser discriminados constantemente y, sumado a estar alejados de sus familias, el brote de psicosis puede dañar su salud mental”.

Sentido negativo

Según el sociólogo, en todos los países del mundo hay cierta negatividad hacia los inmigrantes, porque “la sociedad necesita construir un enemigo. Construir un otro que sea diferente a ti para poder defender tu lugar. No existe el sentido de unidad. Es un nosotros versus ustedes constante”.

La especialista de la Universidad de Chile afirma que la mayoría de los extranjeros que se radican en otros países sufren trastornos de estrés post traumáticos, por la ansiedad que provoca estar un lugar diferente. “En torno a ellos hay una construcción de estereotipos y prejuicios”, añade.

Creencia

Doña asegura que “creemos que somos superiores a nuestros compañeros Latinoamericanos y la comunidad extranjera en general. No es sólo una ideología a nivel nacional, sino que mundial”.

En cuanto a políticas públicas a nivel país, el sociólogo es enfático al afirmar que el Gobierno debe velar por la salud física y mental de los inmigrantes”.