“Europa recordará a los británicos lo importante que es esa alianza”

Entrevisa a Tim Bale, El Mercurio

El Brexit, la debilidad del gobierno británico de Theresa May, el envenenamiento del ex espía ruso en Inglaterra. Reino Unido pasa por momentos de turbulencia y el diagnóstico del experto Tim Bale es claro: “Está todo ligado”.

Rusia llegó a avivar “el fuego que ya estaba ardiendo”, aprovechándose de los problemas que ya enfrenta Londres, dijo el profesor de política en la Queen Mary University of London en entrevista a “El Mercurio” en Santiago, donde visitó la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales.

-El Ejército británico advirtió la necesidad de aumentar el gasto militar, cuando las reducciones de presupuesto han afectado sus capacidades. ¿El envenenamiento del ex espía ruso encontró a Londres en un minuto de debilidad?

“Esta es una oportunidad para que el Ejército aclare una vez más que el presupuesto necesita crecer. Creo que Reino Unido gasta más en Defensa que los otros países europeos y es el argumento que da el gobierno. También es cierto que por mucho tiempo, tras la caída del Muro de Berlín, se creyó que habría una garantía de paz. Pero se ha hecho muy obvio en los últimos cinco años que el mundo sigue siendo un lugar peligroso y Rusia es probablemente un enemigo tan peligroso como lo fue la Unión Soviética. Cada vez hay más conciencia de que debemos hacer más de lo que hemos estado haciendo”.

-Algunos parlamentarios aseguran que se puede castigar a Rusia evitando que los oligarcas rusos accedan a los lujos en Londres, como a los mejores colegios. ¿Qué tan efectivo sería?

“Reino Unido está limitado a lo que pueda hacer sin la cooperación internacional: se tiene que concentrar en los rusos en Londres. Eso significa hacer algo con respecto al dinero con que los rusos compran propiedades en Reino Unido y golpear el estilo de vida de los rusos ricos en Reino Unido. Una de las cosas que les gusta hacer, aparte de comprar propiedades, es mandar a sus hijos a colegios privados, e incluso universidades, muy caros en Inglaterra”.

-El Ministro de Exteriores de Lituania dijo que Rusia está probando a Reino Unido porque lo ve en una posición débil ante el Brexit.

“Parece que el interés de Rusia es desestabilizar a tantos países occidentales como pueda. Y Reino Unido está pasando por un momento de gran convulsión, de todas formas. Es como echar bencina al fuego que ya está ardiendo. Sabe que estamos en una posición débil y difícil, que corremos el riesgo de vernos aislados de nuestros aliados europeos y que confiamos fuertemente en EE.UU., pero que tiene un Presidente prorruso”.

-Ahora que a Londres le queda un año para dejar la UE, ¿la situación con Rusia le demuestra la conveniencia de quedarse?

“Esto va a fortalecer a los ‘remainers’ (quienes quieren permanecer), porque podrán decir que somos más fuertes como bloque y que la vida será más fría e incómoda afuera del bloque. Si los países europeos respaldan a Reino Unido, al menos retóricamente, recordarán a los británicos lo importante que es esa alianza”.

-Las negociaciones del Brexit han tenido complicaciones y algunos parlamentarios piden una moción de confianza contra May. ¿Qué tan complicada está ella?

“El envenenamiento del espía ruso probablemente ayudará a Theresa May, en el sentido de que se estaba viendo muy débil y muy complicada. El hecho es que ella siempre se ve más fuerte como política cuando enfrenta un asunto de seguridad. Un reciente sondeo reveló que dos tercios del público británico cree que está manejando bien el problema ruso. Esto podría salvarla o darle tiempo. Tal vez no es malo para Rusia que May se mantenga en juego, porque seguirá siendo una Primera Ministra débil”.

-¿Qué tanto afectará el Brexit a Reino Unido?, ¿será un proceso traumático?

“Ya está siendo muy traumático. Realmente ha polarizado al país de una forma que no había visto antes. Esto ha exacerbado las tensiones que siempre estuvieron: entre educados y no educados, entre ricos y pobres, entre norte y sur. Tomará tiempo recuperarnos, si es que lo hacemos”.

Leer en El Mercurio