El “segundo piso” de Isabel Allende Equipo estratégico arma contenidos para su candidatura presidencial

Claudio Fuentes, El Mercurio

Días antes de que Isabel Allende anunciara en “El Mercurio”, el pasado 9 de julio, que sería la candidata del PS a las primarias presidenciales de 2017, en su casa de calle Guardia Vieja -la misma en que vivió su padre, el Presidente Salvador Allende- se efectuó una cumbre estratégica de figuras socialistas. La reunión tenía como objetivo desarrollar un cronograma tentativo de cara a su carrera como abanderada del socialismo.

Los asistentes al encuentro forman parte del denominado “grupo estratégico de Guardia Vieja”, que en la práctica opera como una suerte de “segundo piso” de la senadora: diseña líneas de acción y los ejes de los contenidos que debe abordar la presidenta del PS. El grupo lo componen la ex directora ejecutiva de la Fundación Dialoga Clarisa Hardy; el presidente del directorio de TVN, Ricardo Solari; el analista político Ernesto Águila, y algunos militantes cercanos a Allende. Además, con frecuencia tienen “invitados” que no siempre pertenecen al mundo socialista para que les entreguen otra visión del escenario político. Por ejemplo, el analista y director de la Escuela de Ciencia Política de la UDP, Claudio Fuentes.

En el entorno de la senadora explican que el equipo se articuló en abril con el objetivo de “elaborar un relato que potencie su imagen y los contenidos” que aborda en sus intervenciones públicas con miras a una candidatura a La Moneda.

Así, en la cita del domingo 3, se zanjó que se debía “apurar el anuncio de su disponibilidad para asumir un desafío presidencial” para transmitir tranquilidad a las filas del PS, donde dirigentes ya preguntaban por plazos para una definición, y evitar así dar ventaja a uno de sus principales contendores: el ex Mandatario Ricardo Lagos, quien desde hace semanas ha abordado públicamente sus reflexiones sobre volver a La Moneda.

De hecho, desde el “segundo piso” de Allende se veía con inquietud cómo el ex jefe de Estado daba entrevistas a medios nacionales señalando que “estaba pensando” en la idea de ser candidato. “Hay días en que me siento con los ánimos de que esto se debe hacer. Toda mi vida he tratado de contribuir, y creo que puedo hacerlo”, afirmó en radio Pudahuel.

Frente al despliegue de Lagos, el elenco asesor de Allende consideró necesario dar una señal.

Además, la senadora le ha encomendado al grupo “Guardia Vieja” iniciativas reservadas y de su más alto interés. Entre ellas se cuenta la reunión que organizó Ricardo Solari con dirigentes de Revolución Democrática en la casa de la legisladora hace algunas semanas, y también la cena con el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete. En la primera cita se exploró si RD estaría disponible para un entendimiento programático en 2017; en la segunda, la voluntad del PPD de llevar el próximo año un candidato presidencial común. Y próximamente se articularía un encuentro similar con la DC.

El controvertido rol del ministro Marcelo Díaz

Solari y el ex ministro Enrique Correa, dueño de la firma de comunicación estratégica y lobby Imaginacción, están entre quienes asisten con frecuencia a la casa de la senadora. Pero el grupo ha ido ampliándose.

En las últimas semanas, en la instancia de “Guardia Vieja” ha participado de manera especial el ministro secretario general de Gobierno, Marcelo Díaz.

De hecho -afirman los miembros del grupo-, en la cita en que se definió anunciar que sería precandidata, el secretario de Estado estuvo presente.

En el entorno de la congresista explican que Díaz podría tener un rol clave en la campaña presidencial de Allende, debido a que es el canal de comunicación oficial del partido con La Moneda.

No obstante, la irrupción del ministro en el elenco estratégico de la senadora por Atacama ha generado un debate al interior del PS. En el tercerismo -sector que lideran el ex ministro de la Segegob Álvaro Elizalde y el secretario general del PS, Pablo Velozo-, como también en “Grandes Alamedas” -la corriente que lidera Allende-, se cuestiona que Díaz irrumpa en la estrategia presidencial y mantenga grados de influencia en el grupo de “Guardia Vieja”, porque el ex diputado no apoyó desde un inicio la postulación de la senadora a la mesa directiva del PS, y hasta ahora no habría abierto espacios para que miembros del sector que ella encabeza lleguen a puestos de confianza en su cartera.

Además, congresistas que pertenecen a “Grandes Alamedas” consideran que los tiempos políticos no aconsejan “empoderar” un equipo en roles claves, con el fin de evitar un posible quiebre interno o profundizar disputas de poder que podrían terminar dañando a la candidatura. Por ello -sostienen en esta corriente-, la instancia estratégica “carece de investidura oficial de equipo de precampaña”, para no generar malestar entre otros dirigentes que aportan a la causa.

Cita con la DC y giras regionales

Hasta ahora, en el “segundo piso” de Allende circulan dos ideas que deben ser concretadas en los próximos 60 días: una cita formal con la directiva de la DC para debatir sobre las presidenciales, y mantenerse como una de las figuras mejor evaluadas de la Nueva Mayoría en las encuestas.

De hecho, para los próximos días se espera que la senadora llegue hasta Magallanes para realizar una gira que en su entorno califican de “emotiva”. En sus discursos se espera que haga alusión a su padre, quien fue senador por la región en 1969. Además, en Punta Arenas se reunirá con la senadora y presidenta de la DC, Carolina Goic, quien es vista como una de las cartas de su colectividad para las primarias presidenciales del oficialismo.

Esta cita constituye un apronte para una conversación de fondo sobre el tema, que se estipula para agosto. En paralelo, “Grandes Alamedas” ya prepara una extensa gira por Atacama y Antofagasta, junto a dirigentes y congresistas del PS.

 
Ver artículo aquí