Egresada de Ciencia Política e investigadora del SERVEL relata su experiencia en UDP

daniela_hormazabal_webDaniela Hormazábal Rojas es Cientista Política de la Universidad Diego Portales, titulada en el año 2006, y Magíster en Ciencias Sociales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO-México. Su área de investigación es sobre democracia, representación, procesos electorales, financiamiento electoral y género. Co-autora en Mujer y política. El impacto de las cuotas de género en América Latina. (FLACSO-IDEA internacional, Santiago, 2008), Investigadora en Cuotas de Género: democracia y representación (Santiago: FLACSO-IDEA 2006). Asimismo, ha trabajado como investigadora para FLACSO-Chile y para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-Chile), así como también como Coordinadora del Programa Comité Técnico Asesor de la División de Gobierno Interior. Actualmente es Investigadora del Consejo Directivo del Servicio Electoral de Chile.

Háblanos de lo que haces ahora profesionalmente como cientista política
Soy una afortunada de haber trabajado siempre en áreas relacionadas a mi carrera, comencé en organismos internacionales, tales como FLACSO y Naciones Unidas, para posteriormente girar al ámbito gubernamental. Actualmente soy investigadora del Consejo Directivo del Servicio Electoral, trabajo en investigación comparada en temas electorales, tales como voto electrónico, voto en el exterior, participación ciudadana y financiamiento de la política. A su vez, estoy muy comprometida en un proyecto de “meta data” que estamos desarrollando en Servel, el cual tiene como principal objetivo procesar y publicar datos y estadísticas de los distintos temas ligados a los procesos electorales, de forma de comparar, analizar y proyectar información relevante para los ciudadanos y opinión pública.
El conocimiento que pude adquirir en la Universidad me sirvió para avanzar en el campo de la investigación. Mediante la entrega de herramientas tanto conceptuales como metodológicas he podido aplicar técnicas cuantitativas y cualitativas en los distintos trabajos e investigaciones que he realizado, lo cual ha sido una fortaleza para la rigurosidad exigida actualmente en el mundo laboral.

¿Cómo fue tu experiencia en la UDP?
Fue bastante muy buena, me llevo un lindo recuerdo de compañeros/as de curso, con algunos de éstos sigo en contacto, así como también de profesores que hasta el día de hoy son una guía y mentores para mi trabajo.

¿Qué habilidades te entregó la Escuela de Ciencia Política UDP?
La Escuela de Ciencia Política me entregó el valor del trabajo, la constancia y sobre todo la frase de que todo esfuerzo tiene su recompensa tuvo mucho sentido para mí. Creo que en esta carrera como en muchas otras “la cosecha vale el doble”, ya que la ciencia política al no formar parte de las carreras más demandadas por el mercado laboral, se requiere de un mérito doble para validarse, mantenerse y tener una trayectoria en esta área.
Esto pude comprobarlo muy de cerca cuando realicé el magíster en FLACSO-México, allí pude aplicar conocimientos y habilidades metodológicas adquiridas en la Escuela de Ciencia Política y que me diferenciaron positivamente de mis compañeros procedentes de otros países de América Latina.

¿Qué es lo que destacarías de la escuela y cuál es el sello de los egresados?
Pienso que el sello de los egresados, no sólo de la escuela sino de la UDP, es la perseverancia, para un egresado de la UDP es importante dar lo mejor de sí para lograr sus objetivos y desempeñarse de la mejor forma posible en el ámbito laboral, predominando el profesionalismo y la cooperación con el entorno que nos rodea.

¿Cuál es tu motivación para ejercer como cientista política?
Mi principal motivación es poder contribuir al desarrollo de la democracia y qué mejor que hacerlo desde los procesos electorales. Creo que en la medida en que la integridad electoral de las elecciones tienda a ser más transparente, inclusiva y confiable, la democracia se consolida y la ciudadanía se siente partícipe de la toma de decisiones políticas, convencidos de que su opinión y su voto tienen un valor para la sociedad, como motor de cambio.

¿Qué significa para ti haber formado parte de la Escuela de Ciencia Política UDP?
En mi paso por la UDP, a partir del bachillerato, pude conocer y compartir con personas con intereses muy diversos, lo cual enriqueció ampliamente mi visión y perspectiva de las cosas.
Fui parte de las primeras generaciones de cientistas políticos titulados de la Escuela de Ciencia Política UDP, y como tal fuimos parte de todo un proceso de transformación educacional en ésta área, donde la transición de una escuela más clásica -basada en la teoría- a una ciencia política más pragmática y más abierta, similar al modelo de las Escuelas de Ciencia Política de Estados Unidos, significó un cambio importante en la forma de estudiar y de entender esta ciencia social.
De igual forma, al tener la oportunidad de estudiar con alumnos y profesores con distintas habilidades e intereses, pienso que se generó una red transversal de profesionales que hasta hoy en día trabajamos, desde distintos ámbitos de acción, para que nuestro país sea cada día un país mejor, un país más inclusivo y con muchos desafíos por delante.