Analistas aterrizan triunfo de Trump a las presidenciales del 2017: “Chile no está inmune a candidatos populistas”

Mauricio Morales y Claudio Fuentes, Emol

Según expertos, las campañas fuertes y discursos emotivos demostrados en el camino a la Casa Blanca, e incluso en las municipales chilenas, hacen más impredecibles futuros comicios.

La encuestas en Estados Unidos no daban por ganador a Donald Trump en la carrera a la Casa Blanca. Un outsider de la política y con un discurso polémico venció a la demócrata Hillary Clinton, ex secretaria de Estado, ex senadora y ex primera dama.

Su caso, guardando las proporciones, hizo recordar algunos triunfos en las municipales pasadas, cuando candidatos sin trayectoria política se impusieron a postulantes que llevaban hasta 24 años en sus cargos.

Con ambas experiencias y mirando a las presidenciales de 2017, ¿qué lecciones deja las elecciones en Estados Unidos? Mauricio Morales, cientista político y director del Observatorio Político Electoral de la U. Diego Portales, entrega su visión.

“Los resultados de ahora en adelante serán mucho más inciertos, en comparación a cómo era en Chile en los 90 e incluso en el 2000. En segundo lugar, el escenario de descontento favorece la emergencia de este tipo de liderazgos”, afirmó a Emol.

El académico sostiene que aunque en Chile, y a diferencia del caso estadounidense, el hecho de que existan coaliciones más “o menos estables implica un cierto bloqueo a la emergencia de este tipo de líderes”.

“Si bien Chile no está totalmente inmune a la emergencia de candidatos presidenciales populistas con alto apoyo ciudadano, de todas maneras el grado de institucionalización del sistema de partidos chilenos puede bloquear la emergencia de este tipo de candidatos”. estimó.

El magíster en Ciencia Política destaca además que la baja participación electoral, aparentemente, tiende a “favorecer” a las dos coaliciones más votadas.

“Pero si se produce una explosión de la participación y una entrada masiva de nuevos electores que traigan o puedan traer predisposiciones nuevas, entonces ahí sí se podría abrir la puerta para un candidato de otras características o fuera de la institucionalidad partidaria que conocemos”, advirtió.

Mientras que el doctor en Ciencia Política, Claudio Fuentes, sostiene que Trump fue eficiente en apuntar a los sectores sociales descontentos con las políticas públicas implementadas en los últimos 10 años en Estados Unidos: Los que sufrieron con la liberación el comercio y los del Midwest.

Pero hay otro: El sentimiento americano que es un segmento que Estados Unidos tiene y que logró cohesionar durante su campaña.

“Este tiene que ver con la exclusión, con el sueño americano basado en la industrialización. Esa apelación a la emoción a partir de levantar ciertos elementos no racionales con discursos más populistas, sacó a la gente a votar”, apuntó.

“Yo creo que esa experiencia no es la misma que Chile, pero por ejemplo hoy el segmento que lo más probable vaya a votar a Chile es mayor de 50 años, hombres y mujeres afectados por las pensiones, la desigualdad, por el acceso a la salud”, analizó.

“Por lo tanto, elegir bien el segmento social es un lección importante para cualquier país con voto voluntario”, concluyó Fuentes.

Leer artículo en Emol