“Al FA le fue bien, pero para sus pretensiones de ser alternativa de gobierno, todavía le falta mucho”

Claudio Fuentes, Medios Regionales El Mercurio

El Frente Amplio (FA) concentró el 71% de su votación en Santiago y Valparaíso, por lo tanto, para crecer tiene que salir a regiones y llegar a sectores más populares. Esa es la premisa desde la que parte el profesor de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales(UDP), Claudio Fuentes, para analizar el resultado de este referente en la primaria del domingo, donde obtuvo más de 320 mil votos. Mucho menos de los 500 mil que ellos mismos habían proyectado.

Así y todo, Fuentes, contrario a la tendencia que cuestiona su capacidad de movilización, cree que al “frenteamplismo” le fue bien porque se trata de un referente nuevo, con menos de seis meses, que con pocos recursos y contra el tiempo se instaló como tercera fuerza

.A la hora de la suma y resta, el académico considera que el proceso electoral del domingo fue un éxito. “Independientemente de la mala calidad de los debates, de todas las críticas que se hicieron en uno u otro sentido, creo que, al final del día, al movilizar a un millón 800 ambas coaliciones salieron fortalecidas”.

– ¿Por qué fue a votar tanta gente por Chile Vamos?-

Para la expectativa que había respecto al mal debate, a las críticas a los partidos políticos y la final de la Copa Confederaciones, la participación fue muy alta en general. Y en el caso de Chile Vamos, efectivamente movilizó más de lo esperado. Mucho más que en la primaria del 2013 y con un electorado que posiciona muy bien a Sebastián Piñera con la primera preferencia, porque su candidatura parte de una base muy sólida. Ahora, efectivamente hay un electorado base de la derecha y que claramente se movilizó en esta oportunidad.

– ¿Existe alguna explicación?-

Puede tener distintas causas, no lo sabemos con exactitud. Una puede ser el miedo a Ossandón, a esto de tener a alguien que pudiera romper el paradigma clásico de la derecha; el temor a la crítica del modelo; pero también creo que influyó mucho que la derecha, históricamente, tiene una base de apoyo que es capaz de movilizar; son vínculos clientelares o de relación muy antiguos que se movilizan.

– Sebastián Piñera sacó 800 mil votos y casi un 59%. ¿Qué le parece el porcentaje? ¿Es suficiente?-

Es bastante bueno, habla de una cierta diversidad de la derecha. Y lo que pasó al día siguiente de la primaria, donde se mostró que ahora son todos amigos nuevamente, habla de un pragmatismo en la derecha basado en la necesidad que tiene Piñera de negociar, tanto con Ossandón como con Kast, porque sabe que va a haber una final muy apretada y que va a ser muy estrecho el resultado final. Por lo tanto, Piñera requiere de cada uno de los votos de la derecha, más algo del centro político.

– A su juicio, ¿salió fortalecido de este proceso?-

Totalmente. Piñera es el gran ganador de este proceso. Fue una apuesta donde él tenía que movilizar mucha gente y lo logró, además de ganar con una amplia diferencia y eso también lo consiguió.

– ¿No es una victoria relativa?-

No. Yo creo que no, creo que Piñera tiene mucho por que alegrarse después de esta primaria.

Frente amplio

– Se esperaba que el Frente Amplio movilizara más gente. ¿Cómo interpreta el comportamiento de este electorado que es bastante más ideologizado?-

En general, la primaria moviliza a un grupo menor del que va a desplazarse en la elección final. Y si para la elección de Piñera se movilizaron tres millones y ahora se movilizó un millón 400 mil, si se aplica la misma lógica, el caudal de movilización de los concejales del Frente Amplio se acerca a los 300 mil votos. Por lo tanto, lo que hizo el Frente Amplio fue movilizar a un nicho electoral que es de izquierda y lo que no logró hacer fue romper esa barrera y movilizar a concertacionistas de izquierda que están descontentos. A esos no los logró movilizar. Y desde ese punto de vista no le fue mal porque responde a un nicho. Pero para sus pretensiones y para lo que habíamos visto del Frente Amplio, que se define como una alternativa de poder, todavía le falta mucho.

– ¿Por qué?-

Por varias razones. La primera es que el Frente Amplio está muy concentrado en Santiago y Valparaíso, ya que el 71% de la votación que obtuvo está en esa zona; segundo, no logra movilizar a sectores populares, le cuesta mucho penetrar ahí y su foco está más en sectores medios y en comunas como Santiago o Ñuñoa, que es donde mayor peso tuvo; y en tercer lugar, su discurso político todavía está enfrascado, encerrado o encapsulado en un electorado de izquierda. La pregunta es que si se quiere mover y capturar algo de un voto más moderado.

– ¿Estamos hablando, entonces, de un electorado algo elítico?-

La verdad es que el Frente Amplio es menos elítico de lo que pensábamos. Cuando uno analiza cuáles son las comunas donde le fue mejor están Santiago, Ñuñoa, Valparaíso, Maipú, y se da cuenta de que no es tan elitista como uno pensaba. No todos están en Providencia o Las Condes, pero en regiones no está muy presente, aparte de Valparaíso, y les falta una expansión mayor hacia grupos sociales más allá de una clase media informada.Desafío de sánchez

– Sánchez duplicó a Mayol, que era el que tenía el discurso más duro. ¿Fracasó Beatriz Sánchez al no poder capturar a un electorado más ciudadano y salirse de una votación tan de izquierda?-

El concepto de fracaso para una coalición que lleva menos de seis meses y que logró reunir 200 mil votos es relativo. Desde el punto de vista del poco tiempo que llevan instalándose, de lo poco conocida que era Beatriz Sánchez hace tres meses, llegar a 200 mil votos no es malo. Además, este es un voto muy ideológico, por lo tanto, en las presidenciales va a obtener más votos. Lo que pasa es que como no estaba la Nueva Mayoría compitiendo, se pensó que podía movilizar a sectores de la Nueva Mayoría y parece que eso no lo logró. La pregunta para Beatriz Sánchez, ahora que está consolidada y logró su objetivo de ganar la elección y por una diferencia importante, es ¿hasta qué punto ella puede entrar a disputar el voto de la Nueva Mayoría? Ese va a ser su gran desafío y la gran interrogante.- ¿Entonces criticar al Frente Amplio por no haber podido movilizar más es infundado?- No me parece mal dado el corto tiempo que ha tenido el Frente Amplio para hacer todo lo que ha hecho y a contramarcha y con muy pocos recursos pensando que Piñera gastó sobre 400 millones de pesos y el Frente Amplio en total debe haber gastado 20 millones. Con una limitada cantidad de recursos creo que el esfuerzo-voto- recurso es muy favorable al Frente Amplio.

– ¿Es la Nueva Mayoría la gran perdedora de la primaria por ausencia?-

Sí, yo creo que sí. Electoralmente el ejercicio de la primaria ayuda a establecer un clima con miras a la elección definitiva y, segundo, ayuda a instalar ciertos temas. La historia hubiera sido muy distinta si hubiéramos tenido una franja y debate de la Nueva Mayoría con Ricardo Lagos, Alejandro Guillier, Carolina Goic, José Miguel Insulza… A mi juicio, en esta vuelta la Nueva Mayoría fue una perdedora. “La pregunta para Beatriz Sánchez, ahora que está consolidada y logró ganar por una diferencia importante, es ¿hasta qué punto está dispuesta a entrar a disputar el voto de la NM? Esa va a ser la gran interrogante” “La historia hubiera sido muy distinta si hubiéramos tenido una franja y debate de la Nueva Mayoría con Ricardo Lagos, Alejandro Guillier, Carolina Goic, José Miguel Insulza… A mi juicio, en esta vuelta la Nueva Mayoría fue una perdedora””

Ver en El Mercurio de Valparaíso